Continental Tagline
Sugerencias
Visualisierung der Wertschöpfung bei Continental durch das Symbolbild eines Baumes.
© Continental AG

El futuro en movimiento

El árbol en crecimiento es el símbolo de nuestro modelo de negocio y de la forma en que creamos valor.

Está enraizado en nuestros cuatro valores y en nuestra cultura corporativa. Combina tradición con visión de futuro.

Su tronco crece gracias a nuestras tres corrientes de valor, y su copa lleva los frutos de nuestras acciones. Planificamos nuestra estrategia con una perspectiva amplia, a fin de ser siempre coherentes con nuestra visión y nuestra misión.

Nuestro objetivo es que nuestros clientes estén satisfechos.

Nuestra forma de alcanzar ese objetivo es  ofrecer a las personas acceso asequible a un tipo seguro, limpio, inteligente y cómodo de movilidad.

Nuestra meta es asegurarnos de que nuestra empresa esté lista para el futuro.

Nuestras raíces son nuestra cultura corporativa y nuestras iniciativas centrales.

Las semillas de nuestro éxito duradero se sembraron en el momento de nuestra fundación, en 1871. Desde ese momento, Continental ha crecido de forma constante.

Nuestra fuerza de trabajo, que ahora cuenta con más de 240.000 empleados en todo el mundo, encontró su unión en cuatro valores corporativos centrales y tradicionales: Confianza, Pasión por Ganar, Libertad para acutuar y Espíritu de Equipo.  

Estamos seguros de que los valores generan valor. Nuestra viabilidad a futuro está arraigada en esta creencia. Después de todo, las fortalezas individuales de nuestros grupos de interés solo pueden alcanzar su máximo potencial de interacción si les ofrecemos una cultura corporativa saludable y fomentada con cuidado. Así se genera la energía necesaria para un crecimiento rentable que crea, a su vez, el mayor valor posible. Nuestras cuatro iniciativas centrales integrales se encargan de promover el crecimiento rentable y darle forma sistemáticamente:

  • “Primero, calidad” a fin de alcanzar la mayor calidad posible en nuestro trabajo.
  • “Sistema de Negocio de Continental”, nuestra iniciativa para generar la mayor productividad posible y flujos de trabajo saludables.
  • Cultura corporativa ultramoderna para fomentar un espíritu de trabajo en equipo eficaz y efectivo frente a la competencia global.
  • “Equilibrio en la cooperación” a fin de alcanzar la cantidad justa de responsabilidad centralizada y descentralizada.

Las cuatro iniciativas centrales orientan nuestras acciones cotidianas y nuestra conducta día a día. De la mano, nos esforzamos metódicamente para alcanzar el máximo rendimiento a largo plazo.

En un momento, nuestro crecimiento se debió a los caballos de potencia y los amortiguadores. Hoy en día, lo impulsan miles de millones de bits y bytes. Es un proceso de  transición: Continental, el fabricante de neumáticos, el proveedor de productos para el vehículo y el socio industrial, se convirtió en una empresa que fabrica tecnologías y servicios líderes. Este proceso de cambio continuo nos ofrece un abanico de oportunidades

Doctor Elmar Degenhart, Presidente del Consejo Directivo  de Continental.​​​​​​​

El tronco es la forma en que continuamos nuestro crecimiento rentable.

Al igual que en otras organizaciones, el tronco de nuestro árbol corporativo simbólico está compuesto por tres corrientes de valor: innovación, productividad y crecimiento global, que constituyen el motor para la generación de valor.

Corriente de valor relacionada con la innovación: lanzar al mercado las mejores ideas antes que la competencia.

En nuestra primera corriente de valor, convertimos nuestras mejores ideas en productos, sistemas, funciones y soluciones comercializables. La innovación surge al combinar ideas y éxito en el mercado.

Los productos innovadores son muy importantes para nuestro crecimiento rentable. Después de todo, nos aseguramos de tener éxito lanzando al mercado las tecnologías y los nuevos modelos de negocio líderes y pioneros antes que los demás.

Diseñamos en forma sistemática nuestra cultura corporativa a fin de garantizarles a nuestros empleados la mayor flexibilidad posible y la libertad para actuar como crean adecuado. El objetivo es que todo el personal libere el potencial completo de sus habilidades y talentos individuales, y que crezcan para ayudarnos a realizar nuestras tareas y cumplir con nuestros objetivos y, así, contribuir de la mejor forma que puedan a nuestro éxito general. Así es como aprovechamos de la mejor forma toda la creatividad de nuestra organización.

Continental, está a la vanguardia en términos de movilidad eléctrica. En los últimos años, invertimos más de mil millones de euros en este campo con miras al futuro, y la tendencia va en aumento.

Doctor Elmar Degenhart, Presidente del Consejo Directivo de Continental.

Corriente de valor relacionada con la productividad: seguir siendo competitivos combinando efectividad y eficacia.
La productividad nace al combinar eficacia y efectividad. Somos eficaces cuando brindamos nuestros servicios de la forma correcta: conservando los recursos, haciendo el menor esfuerzo posible y concentrándonos en los puntos esenciales. Sin embargo, estos factores solos no serían suficientes para crear valor. Esto se debe a que, en el peor de los casos, una empresa puede tener una producción muy eficaz, pero que no satisfaga las necesidades del mercado. Por eso, también necesitamos efectividad. Somos efectivos cuando nos concentramos en los servicios indicados. Esos servicios generan el resultado deseado y, por sobre todas las cosas, generan el entusiasmo de nuestros clientes.
Por ende, si puede optimizar la relación costo/beneficio, tendrá productividad.
Año tras año, aumentamos nuestra productividad y, por ende, nuestra capacidad de competencia y la creación de valor.

Un flujo más rápido de información, flujos continuos de trabajo, mejoras constantes: Esto es lo que llamamos “el principio del flujo”, asentado sobre la base de los principios de la gestión lean (sin desperdicios). No hay embotellamientos ni tiempo perdido; hay rotondas en lugar de semáforos. Metódicamente, y con la ayuda del Sistema de Negocio de Continental (CBS), eliminamos todo lo innecesario de nuestros procesos que ralentice o extienda el camino que nos conduce hacia los clientes.

Doctor Elmar Degenhart, Presidente del Consejo Directivo de Continental.​​​​​​​

Corriente de valor relacionada con la productividad: seguir siendo competitivos combinando efectividad y eficacia.

Con la tercera corriente de valor, aprovechamos las oportunidades para crear valor en los mercados de todo el mundo. Después de todo, la demanda global de vehículos y movilidad individual sigue creciendo. Todos crecemos a la par, ¡más rápido que los mercados mismos! Por eso, es necesario responder con rapidez a los requisitos de mercado y a las demandas de cada cliente que cambian constantemente. La flexibilidad requerida está incluida en nuestros valores corporativos y en nuestra estrategia.

Nuestro lema estratégico; descentralizar en la medida de lo posible, centralizar si es necesario. Por ende, desarrollamos, producimos y compramos en el sitio (si vale la pena) y operamos en el mercado para el mercado.

La copa: Nuestra visión, nuestra misión y siete dimensiones estratégicas.

Los frutos de nuestra estrategia corporativa crecen en la copa de nuestro árbol. Son el valor que creamos en forma global y en conjunto. Este valor beneficia a todos los grupos (los grupos de interés, como los clientes, los empleados, los inversores, los socios comerciales, los políticos y la sociedad) de Continental y prepara a nuestra empresa para el futuro.

Ofrecemos la mejor solución para todos y cada uno de nuestros mercados, y también para todos y cada uno de nuestros clientes. Nuestros grupos de interés nos consideran un socio confiable que genera el mayor valor posible. Nuestras soluciones son importantes a la hora de proteger a las personas y su salud, y apuntan a ofrecer una mayor calidad de vida, un progreso más acelerado, mayor protección medio ambiental y más oportunidades para construir el futuro en forma individual.