Continental Tagline
Sugerencias
Dr. Elmar Degenhart

Dr. Elmar Degenhart

© Continental AG

La electromovilidad sola no alcanza: protección climática mediante la propulsión mixta

  • “La electromovilidad es solo una parte de la solución”: el Dr. Degenhart, CEO de Continental, propugnó una discusión tecnológica franca sobre la disminución de las emisiones de dióxido de carbono debidas a la circulación motorizada
  • Se trata de lograr la combinación perfecta: los equipos de combustión altamente eficientes tienen su razón de ser en la propulsión mixta del futuro favorable al medio
  • La salida de la tecnología de equipos de combustión por determinación política no es el camino correcto
  • Los desafíos de la electrificación: células de batería eficientes y asequibles
  • Degenhart espera que la política genere unas condiciones básicas confiables

Berlín, 9 de noviembre de 2017. Actualmente, el presidente de la Junta Directiva de Continental, el Dr. Elmar Degenhart, solicitó hoy una discusión tecnológica franca sobre la disminución de las emisiones de dióxido de carbono debidas a la circulación motorizada. En el Automobilwoche Kongress celebrado en Berlín, manifestó: “La electromovilidad solo es una parte de la solución. Para que la protección climática sea efectiva, se requiere una propulsión mixta que conste de un accionamiento eléctrico, un motor de gasolina y diésel limpio, combustibles sintéticos neutrales para el clima y una pila de combustible”. La salida de la tecnología de equipos de combustión por determinación política no es el camino correcto, especialmente porque la aceptación de nuevas tecnologías por parte del consumidor no puede ser forzado mediante recursos políticos.

En vista de la generación de energía, también agregó: “La contribución de la electromovilidad a la protección del clima depende en gran medida del tipo de generación de energía y del balance de CO2. En la mayoría de los mercados, la propulsión eléctrica ya cuenta hoy en día con una leve ventaja de CO2 en comparación con los equipos de combustión. Sin embargo, el crecimiento del porcentaje de vehículos eléctricos en el parque automotor global es relativamente lento, por lo que desplegará su efecto en el balance climático a muy largo plazo”.

Al mismo tiempo, Degenhart subrayó la necesidad de una colaboración mutua entre la industria y la política: “Las premisas tecnológicas tienen un efecto contraproducente. En realidad, la tarea de la industria consiste en invertir en tecnologías con las que se puedan mantener los niveles de emisiones establecidos. Por ese motivo, la política debe estimular la investigación y el desarrollo de las innovaciones necesarias, además de lograr unas condiciones básicas confiables a largo plazo”.

La célula de batería como desafío: se requiere invertir miles de millones

Para Degenhart, los mayores desafíos para una introducción rápida de millones y millones de vehículos eléctricos radican en la competitividad tanto tecnológica como comercial de las células de batería. “Actualmente, entre otras cosas, todavía falta la tecnología de células adecuada. Es decir, las baterías de hoy no cumplen con los requisitos para lograr una penetración de mercado de los vehículos eléctricos. Además, la fabricación de las capacidades necesarias de las baterías requiere inversiones millonarias”, explicó Degenhart.

Un ejemplo de cálculo con un porcentaje para una protección climática efectiva de aprox. el 70 % de los vehículos eléctricos de la producción mundial de turismos y vehículos comerciales livianos de hasta seis toneladas en 2050 evidencia esta alta necesidad de inversión: para alcanzar la capacidad necesaria de las baterías se requerirían unas 165 fábricas de baterías con una capacidad de producción anual de 40 gigawatios/hora por planta. Para que esto sea posible, de acuerdo con la base de cálculo actual, las inversiones que se necesitarían ascienden a alrededor de 500.000 millones de euros.

La demanda de energía y materias primas no obstaculiza la electromovilidad

Para la producción, la carga y el reciclado de los sistemas de batería necesarios se deberían generar unos 2.500 teravatios/hora de energía adicional. Esto equivaldría aproximadamente a una décima parte del consumo energético actual en todo el mundo. Mediante la futura generación de corriente, con inclusión de los beneficios de eficiencia, se podría cubrir de manera suficiente. Lo mismo vale para la demanda de materias primas, especialmente, de litio y cobalto. Estos estarían a disposición en cantidad suficiente. No obstante, Degenhart hizo referencia a los yacimientos de cobalto, cuya ubicación es insegura, lo que en parte se debe a razones políticas.

Continental está bien equipada para cambiar las tecnologías de propulsión

Degenhart ve a la propia empresa bien posicionada para el futuro de las propulsiones: “Afrontamos el cambio inminente en las tecnologías de propulsión de vehículos con fortaleza y total confianza. Apostamos por una creciente necesidad de tecnologías altamente eficientes y bajas en emisiones para motores de combustión, pero también por sistemas de propulsión electrificados y completamente eléctricos”.

“Todos juntos somos responsables de nuestro clima. Porque nuestras decisiones de hoy determinan cómo viviremos nosotros y nuestros niños en el futuro. Hagamos frente a esta tarea, ahora y en forma conjunta”, concluyó Degenhart.

Contacto

Vincent Charles

Vincent Charles Jefe de Medios de Comunicación Teléfono: +49 511 938-1364 Teléfono celular: +49 173 314 50 96 Correo electrónico:

Dr. Felix Gress

Dr. Felix Gress Jefe de Comunicación Corporativa y Asuntos Públicos Teléfono: +49 511 938-1485 Correo electrónico: