Continental Tagline
Sugerencias
Fully automated 2025

© Continental AG

Continental celebra las iniciativas internacionales hacia un marco regulador de la conducción automatizada

  • La conducción altamente automatizada en autopista será técnicamente viable para 2020, si bien faltarían el marco jurídico internacional y canales de radiocomunicación disponibles a largo plazo
  • La empresa tecnológica Continental exige que se den los siguientes pasos hacia el marco regulador para la aplicación de las próximas fases de la conducción automatizada
  • La aceptación se fundamenta en gran medida en estándares comprensibles para la comunicación entre la persona y el vehículo

Hanóver, 28 de febrero de 2017. Ningún accidente de tráfico, una conducción confortable, aire limpio... la movilidad del futuro trae consigo importantes oportunidades. La empresa tecnológica Continental trabaja a toda máquina en busca de posibilidades que permitan al conductor contar con el respaldo de un chófer electrónico. La conducción altamente automatizada facilitará que de vez en cuando se desarrollen actividades no relacionadas con la conducción en recorridos por autopista, ofreciendo así al conductor tiempo de ocio al volante. No obstante, con la legislación actual, esto es algo prácticamente imposible en todo el mundo. Continental celebra el avance realizado por los países del G7 hacia un marco jurídico único y advierte del peligro de estancarse en las normativas nacionales. Los expertos de la empresa tecnológica abogan además por una red de radiocomunicación fiable para el intercambio de datos entre los vehículos y la infraestructura, así como por reglas claras para una comunicación inequívoca entre el vehículo y el conductor en situaciones complejas de tráfico.

© Continental AG

El desarrollo tecnológico ulterior depende de un marco jurídico acorde con los tiempos", advierte Kurt Lehmann, Corporate Technology Officer (CTO) de Continental, en relación con las disposiciones legales obsoletas. Y es que, aunque con la "Visión Zero" se persigue reducir a cero el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico de aquí al año 2050, los temas relacionados con la utilización inteligente de los vehículos siguen sin contemplarse en los textos legales actuales. "Los accidentes son cosa del pasado. Sin embargo, esto seguirá siendo una utopía si los códigos de circulación no tienen en cuenta el uso de las tecnologías modernas o restringen las posibilidades técnicas en exceso", destaca Lehmann.

La conducción automatizada amplía las posibilidades de los conductores

"La conducción automatizada no limita a los conductores con más confort y seguridad. Las nuevas tecnologías aumentan el atractivo de la circulación por carretera", explica Lehmann. "Además, ampliamos los horizontes del automóvil dotándoles de un sexto sentido gracias a la interconexión en enjambre".


© Continental AG

Con la información sobre el tráfico procedente de otros vehículos o de la infraestructura es posible detectar a tiempo a usuarios de la vía pública ocultos por curvas o cambios de rasante. "Podría llegar a producirse una peligrosa avalancha de datos ininteligibles si otros servicios utilizasen también un canal de radiocomunicación importante dedicado a la transmisión rápida de datos de tráfico", explica Lehmann. Por ello, en aras de una mayor seguridad móvil, Continental exige una pronta implementación de un ancho de banda de 5,9 GHz exclusivo para el tráfico.

El conductor y los pasajeros siguen siendo el eje central

También hay que garantizar que en la conducción automatizada todos tengan claro quién es el responsable en cada momento. Con las funciones parcialmente automatizadas, los malentendidos pueden acabar trágicamente en caso de duda. "Mientras los vehículos no circulen de forma autónoma y las personas, por tanto, deban asumir de nuevo el papel de conductor en un determinado momento, debería garantizarse que esto realmente sea posible", expone Guido Meier-Arendt, experto jefe de Continental para la comunicación entre el conductor y el vehículo. Además del trabajo que la propia empresa tecnológica desarrolla en estos escenarios de transferencia, Continental también apuesta por un marco jurídico. Su propósito es el de garantizar que obligatoriamente se informe al conductor por medio de, al menos, dos de sus sentidos (por ejemplo, la vista y el oído) en caso de que deba retomar la actividad de conducción de forma inminente. Para poder informarle a tiempo durante la conducción automatizada, la electrónica del vehículo debe saber cuál es el estado actual del conductor. Según la actividad que esté desarrollando, incluso aunque no esté relacionada con la conducción, es posible ajustar la comunicación con el conductor de forma que esté en condiciones de retomar el control del vehículo a tiempo.

© Continental AG

Hay que acondicionar las ciudades a largo plazo

Las ciudades también deben prepararse para la automatización a largo plazo. "Los vehículos inteligentes interactúan mejor con señales de tráfico inteligentes", apunta Lehmann. Mediante el intercambio de datos con los vehículos, la regulación de semáforos smart, por ejemplo, será capaz de adaptarse a la densidad del tráfico. "Una vez que la infraestructura de red se comunique con los vehículos, el atolladero digital que supone la infraestructura urbana se convertirá en una autopista de datos que ofrecerá más seguridad, más confort y, por si fuera poco, menos emisiones".

© Continental AG

Ahora les toca a los legisladores: los ingenieros de todo el mundo ya están trabajando a toda máquina

El rápido desarrollo a nivel mundial de tecnologías automatizadas para el tráfico conlleva siempre tareas apremiantes para el poder legislativo. Definir las responsabilidades, crear estructuras modernas y autorizar productos probados son los últimos obstáculos que ha de vencer la conducción automatizada. Tan pronto como a escala internacional se elabore un fundamento jurídico claro e inequívoco que sea aplicable en cada uno de los ordenamientos jurídicos nacionales, los conductores podrán disfrutar sin más demoras de las


Contacto

Enno Pigge

Enno Pigge Portavoz de prensa Innovaciones y Tecnología Continental AG Teléfono: 49 (0) 511 938-1622 Correo electrónico: